quien soy
y que hago

vivo en un rincón algo apartado del mundo de cada día.

despierto escuchando las últimas noticias, leyendo los titulares del periódicoy durante un desayuno tranquilo y extenso, la radio “Klara” me cuenta acerca de la actualidad cultural y sobre lo que podré escuchar de interesante durante el día.

este ritual es una elección consciente ... para no dejarme abrumar por la corriente de calamidades que forma la gran parte de la “realidad cotidiana”, como la llamamos comúnmente.
la conozco, pero me niego a asumir que ya no haya belleza escondida ... y voy entonces a buscarla.

y cuando entro a mi taller y cierro la puerta, rechazo todas las desgracias del mundo exterior y entonces mi mundo consiste en este espacio, en esta burbuja enrarecida de pintura y papel donde la estancia es tan placentera:
el olor picante de acrílicos y tintas, los lápices y carbonillas en muchos colores de negro, los cepillos pacientes y la variedad en tonos y formas del papel hecho a mano, a veces lienzos y de todos los atributos que aquí y allí quieren captar la luz.

el asombro cada vez, la admiración inquieta por la presencia tranquila y generosa de esas personas bellas que son mis modelos. son hermosas, pero también mucho más ...

opto por no arruinar el tiempo que me resta con mensajes amargos o defensa pesada contra preguntas demasiado grandes. dejo que la conciencia golpee a aquellos que son llamados para ello.

mis acciones de resistencia son terrenales y exaltadas al mismo tiempo ... concretamente tangibles y sublimadas a la vez ... la profunda experiencia de la belleza en un movimiento que se condensa en la imagen, de la luz que descubre el calor bajo la piel y lo hace visible, de concentrados garabatos que crean un dinamismo y conducen una vida fascinante ...

durante mucho tiempo he temido que el arte no salve al mundo, pero tal vez el arte pueda salvarme - y a usted, querido lector - por un momento, del mundo.

 

georges

Contacto

Gracias por tu comentario